¡Y por fin llego el día 16 y empezó el Rototom Sunsplash! En Barcelona Reggae Town tuvimos la oportunidad de volver a disfrutar una vez más de una nueva edición para compartir con todos vosotros nuestras experiencias. Después de una noche de prefestival cargada con intensas lluvias, que no causaron grandes daños (exceptuando algunas tiendas inundadas, algunos móviles flotando y gente durmiendo en los coches), se dio paso al primer día, donde se formaron largas colas por entrar durante todo el día y noche.

Con toda nuestra alegría por estar allí otra vez más, pusimos rumbo al área camping. De camino podíamos ver como la gente iba arriba y abajo sin parar pero con mucha ilusión y entusiasmo ya que, aparte de poder disfrutar de una semana llena de música y actividades dedicadas a la cultura reggae, es una semana para reencontrarte con gente y amigos de todas partes.

En cuanto a conciertos, hay 7 escenarios diferentes dedicados al género y subgéneros: Main Stage, el escenario principal; Lion Stage, dedicado a aquellos destacados del reggae y a las novedades del momento; Dancehall, dedicado a la música popular jamaicana; Dub Academy, roots y dub; Caribbean Uptempo, una mezcla de ska, rocksteady y early reggae; Roots Yard, que ofrece diferentes matices del género; y Jumping, donde encontramos música de raíces negras pero más moderna/comercial.

Aparte de los espacios dedicados exclusivamente a los conciertos, encontramos otras áreas con muchas propuestas y actividades para no dejar de entretenernos. Para los peques por ejemplo había un espacio llamado Mágico Mundo, un espacio donde compartir, jugar y aprender.

También encontramos House of Rastafari, un punto de referencia para aquellas personas que quieran conocer o quieran acercarse más a la cultura rasta, donde poder compartir y reflexionar acerca de ella. En el Foro Social podías disfrutar de ponencias de la mano de voces expertas, para compartir y reflexionar acerca de temas de interés de actualidad como la cultura, el medioambiente, la economía, derechos humanos, paz, movimientos sociales. El lugar de encuentro con los artistas era en la Reggae University, otro año más. Un espacio donde discutir y analizar además la evolución de la música reggae, y realizar meetings, exposiciones, seminarios y proyecciones.

También pudimos conectar con las raíces africanas en el African Village, un espacio donde conectar con la cultura a través de espectáculos, conciertos, sesiones de dj, teatro y cuentacuentos. En la Pachamama podías disfrutar de hacer yoga, danzas, charlas…un viaje de de conexión con la madre tierra.  Y también como todos los años, no podía faltar el Rototom Circus, ya que la escuela circus es una de las indispensables en el programa. Con profesionales de diversas escuelas, había una amplia propuesta de talleres, laboratorios y unas olimpiadas.

En definitiva, un programa tan amplio y variado que no había tiempo para aburrirse. Y si no, siempre había la opción de dar un paseo por el mercadillo o el mercado artesano.

Día 1 – 16 agosto

Una vez habíamos llegado al área camping decidimos comer unos bocadillos para reponer algo de fuerzas y montar nuestra tienda para más tarde  ir al recinto y empezar a disfrutar de las actividades que habían antes de los conciertos.

Al bajar al recinto nos dirigimos a la Reggae University para asistir a nuestra primera charla: I’M A ROCK, sobre las mujeres en el reggae y el dancehall moderno, aunque nuestra sorpresa fue que Spice no pudo acudir debido a que se encontraba cansada.

Julian Marley, quien forma parte de Guetto Youths International, un colectivo formado por los hermanos Marley, fue el encargado de abrir la primera noche del festival junto la banda The Uprising. Como no esperábamos menos, el primer concierto estuvo lleno de energía y pudimos ver como Julian no dejaba de bailar y disfrutar durante todo el show, cantando temas muy conocidos como “Lemme Go” o “Boom Draw”.

Cocoa Tea y Ben Harper fueron los también encargados junto con Julian de abrir la fiesta  del 25ºaniversario. Por la parte de Cocoa Tea, podemos decir que fue uno de los conciertos con el que el público conectó más y se entregó. Se pudo notar además un subidón con la aparición de Koffee, una chica jamaicana que proviene de Spanish Town y que está dando que hablar (y estamos seguros que lo seguirá dando…) por su gran potencial a tan corta edad. Por supuesto no faltó su big tune “Raggamuffin”. También vimos a Inés Pardo, quien subió con Koffee a cantar y así pusieron fin a un fantástico show.

Pasamos a Lion Stage, donde actuaba la banda de Roberto Sánchez, Lone Ark Riddim, un proyecto hecho para llevar en directo tanto sus producciones como la de otros productores. En esta ocasión el showcase estuvo formado por  Shanti Yalah, Inés Pardo y BenJammin. Siguiendo el camino tradicional del reggae, la banda estuvo a la altura y no bajo el ritmo en ningún momento.

Después volvimos a Main Stage para disfrutar de Ben Harper & The Innocent Criminals, cabeza de cartel, quien tampoco defraudo y dejó al público maravillado con temas como “With My Two Hands”.

Una vez terminado el concierto, nos dirigimos al Dancehall para ver a la gran Spice, que aunque no acudió a la Reggae University, estuvo sensacional durante todo el concierto.

Tras una introducción con el Eighty Five Riddim, continuó con una lista de sus temas más famosos hasta la fecha, tanto los considerados más old como “Ramping Shop” y “Conjugal Visit”, dos de sus hits con Vybz Kartel, World Boss. También bailamos temas más new como “Indicator”, “So Mi Like It” y “Sheet”, donde llamó a dos de sus bailarinas del Team Spice: Dancing Rebel y TC (impresionantes). En definitiva fue un show increíble, y como dice Spice, llena de “jumping and winning”. ¿Quizá por eso se le quedaría el Dancehall Stage pequeño? Muchos son los que opinamos que nos hubiese gustado ver a Spice en Main Stage ya que tiene la energía y fuerza suficiente como para abarcarlo.

Y con toda la fiesta en el cuerpo, acabamos la jornada con el espectáculo que se curró la New Level Crew de Barcelona. Los bailarines lo dieron todo bailando los temas más actuales como “Rope” de Chi Ching Ching, y el público les acompaño hasta el final. A los controles estaba Dj Mancino y Rudeteo, de Bizzarri y LuvMessenger respectivamente, seleccionando los mejores temas, con las dancers de la crew: Noe, de Bundem Squad; Ela, de DiChicass; Laura Maydana, de Bundem Squad; Flora Saez, de OLIDPF; y Manolo HighVoltage como community manager de LuvMessenger.

¡Una de las mejores noches en la Dancehall!

Día 2 – 17 agosto

Un nuevo día amanece en Rototom y esto no ha hecho nada más que empezar ya que ese día para nosotros es uno de los más esperados.

El Main Stage lo abre Groundation, una banda de roots reggae de California (EE.UU.). Y aunque cayeron algunas gotas, la massive no se echó para atrás y Harrison Stafford sin estar acompañado de sus antiguos componentes de banda, ofreció un gran show.

La noche continúa con uno de los esperados en el Main Stage, el encuentro de Sly&Robbie con tres grandes: Bitty McLean, Yelloman y Johnny Osbourne.

El primero en actuar fue Bitty McLean, al que se le podria considerar un señor con mucho gusto y clase, tanto a la hora de vestir como de moverse y cantar. Ofreció un show con un estilo muy Lover que nos dejó a todos cautivados con su voz cantando temas tan conocidos como “Walk Away From Love”, “Never Let Me Go”.

Seguidamente, apareció Yellowman, considerado King of the Dancehall (y también podríamos decir de la noche). Empezó cantando “Nobody Move, Nobody Can’t Hurt” y siguió con temas como la versión del “Bam Bam” de Sister Nancy. Fue puro fyah, pura energía ya que no paró de saltar y bailar en ningún momento, e hizo hasta flexiones en “One Yellowman”. Y el último de todos, Johnny Osbourne, quien nos deleitó con temas como “Truths And Rights”.

El último en actuar en Main Stage fue Jimmy Cliff, una de las leyendas del reggae, que con 70 años estaba lleno de vibes recordándonos temas históricos como “I can see early”, “Many Rivers To Cross”. Aunque a este último se le pudo notar que le costaba llegar a algunas notas.

En Lion Stage, estaba Mo’Kalamity originaria de Francia, quien aprovecho la ocasión para presentar su nuevo álbum “One Love Vibration” producido y grabado a principios de este mismo año en Jamaica por los dos monstruos Sly y Robbie.

Acabamos otra vez la noche (y como otras muchas) en la Dancehall Stage, al ritmo de la selección de King Addies, provenientes de New York.

Día 3 – 18 agosto

Tercer día y muuuchas cosas por hacer por delante. Y aunque ya es fin de semana, parece que en Rototom no te das cuenta del día en el que estas.

Visitamos la Solé Beach y ya de paso comimos en una playa llena de gente por todas partes. A la vuelta, por la tarde pasamos por el recinto y acudimos a “Afro Woman Dancers”, una actividad que se impartió durante varios días y donde se juntaron Makady, Flora Sáez y Indee Styla, bailarinas de danzas africanas, para enseñarnos algunos de los movimientos y pasos que provienen de esta bonita cultura.

No mucho más tarde empezaron en Main Stage, con The Skatalites, los encargados de abrir el escenario ese día. Al trombón se encontraba Vin Gordon, quien estudió en Alpha Boys School y forma parte de la banda. Justo esa misma tarde en Reggae University se dio una conferencia acerca del libro titulado “Alpha Boy’s School – The Cradle of Jamaican Music”, en la cual participó Johnny Osbourne, Vin Gordon, Heather Augustyn y Adam Reeves.

Primero empezaron The Skatalites con sus temas más conocidos como “Rock Fort Rock”. Seguidamente subió Doreen Shaffer, conocida como la “Reina del Ska”, quien empezó a cantar “Can’t You See”. Y por último subió Derrick Morgan. Realmente es un orgullo poder verle con sus 78 años cantando encima del escenario. Y aunque tiene que salir acompañado con su mujer, no le impide recordar y cantar temas que forman parte de la historia del reggae.  Junto con Doreen Shaffer versionaron el “Simmer Down” de The Wailers como tributo a Bob Marley.

A las 22.00h estaba dando comienzo en la Dub Academy, la sesión de Jah Shaka, una de las también más esperadas en el festival. Y es que además la actuación del legendario productor ¡tuvo una duración de 8 horas non stop!

Y después de hacer un descanso para cenar, nos dirigimos de nuevo a Main Stage para disfrutar de la dulce voz de Romain Virgo, quien también tiene mucha clase a la hora de bailar. Fue otro de los esperados de la noche y la verdad que no defraudó con temas como “Fade Away”, “Dem A Coward” o “Mussi Mad”.

Y después, el último concierto al que fuimos fue al Lion Stage a ver Hollie Cook, cantante británica y quien tiene una voz maravillosa. El sitio estaba abarrotado y Hollie no dejó de cantar y animar al público. Perfecto para poner fin al tercer día e ir a descansar.

Día 4 – 19 agosto

Pasando el ecuador de la semana, la cuarta noche de música empezó con un tributo a Peter Tosh de la mano de su hijo, Andrew Tosh junto a Keit Sterling y Mafia & Fluxi. La gente empezaba a llegar poco a poco y Andrew parecía que no se le iba toda la energía del cuerpo.

Con toda esa energía nos fuimos a cenar antes del próximo concierto ya que aunque parecía que era un día quizá menos cargado en comparación a los otros, había grandes conciertos que no podíamos perdernos.

El siguiente de la lista fue Kabaka Pyramid, uno de los que forma parte de la nueva generación reggae, que actuaba junto la banda The Bebble Rockers y era uno de los más esperados de la noche. Cantó temas que tienen que ver con temas sociales  y sobre consciencia.

Más tarde, cantaba Akatz en Lion Stage, una banda de reggae y ska, proveniente del País Vasco. Fue una gran emoción poder escuchar en directo “Fiesta Del 73”. Demostraron también tener gran presencia durante todo el show. Sin duda, un gran concierto que volvería a repetir.

Y justo después de ver a Morodo en el Main Stage, quien supo mantener un público a tope durante todo el show y se cantó temas tan míticos como “La Yerba del Rey”, dio paso a otro de los más esperados de la noche: David Rodigan y The Outlook Orchestra. En ese concierto tenías la oportunidad de escuchar temas muy míticos pasando por varios estilos (ska, rocksteady, reggae, dancehall) de la mano también de varios artistas: Hollie Cook, Bitty McLean, Tippa Irie, Kiko Bun.

Y para acabar la cuarta noche, acudimos al concierto de Skarra Mucci & Dub Akom, quien no dejo de sonreír durante toda la noche además de ofrecer un show de éxito gracias a su voz y su conexión con el público. Empezó con “Reggae Radio” y disfrutamos de temazos en directo como “Dreader tan Dread” o “Yagga Yagga”. Otro concierto que sin dudarlo volvería a repetir.

Y para acabar la noche estuvo pinchando y representando Barcelona Mapuxe Sound, pinchando temas des del raggamuffin más old hasta el dancehall más actual.

Día 5 – 20 agosto

La quinta noche empezó con el concierto de Beres Hammond a las 20.30h, seleccionando riddim tras riddim y con muchísima energía durante todo el rato. Actuó con la banda Harmony House Brand, y sin duda fue uno de los conciertazos de la noche.

Tocó el turno a Protoje & The Indiggnation, otro de los esperados de la noche. Primero empezó el show con “I&I”, tema con el que suele iniciar siempre sus shows. También hizo un repaso tanto de sus temas antiguos como “Rasta Love” o “Who Knows”, como de los más actuales como “No guarantee”.

 

Más tarde pasamos por la Dub Academy para ver el show de Adala con King Siva, Paula Bu, Emma Youth y Alex Bass, antes de ir a ver e siguiente: Alboroise &Shengen clan ft members of The Wailers.

Volví al escenario principal donde el concierto de Alboroise estaba a punto de empezar y era imposible avanzar a las primeras filas. El concierto de Alboroise, en Main Stage, fue uno de los más aclamados y mejor valorados en general, y la verdad que el artista supo estar a la altura. Recordamos temas como “Poser”, “Sound Killa”… y “Strolling”, que lo cantó junto a Protoje aprovechando su presencia en el mismo día.

 

Y antes de gozar de la sesión, primeramente de King Jammy en la Dub Academy y luego más tarde de David Rodigan en el Área Dancehall, hicimos un pequeño descanso para cenar. Y es que había sido una noche completa de conciertos y abarrotada de gente por todas partes. Se empezaba a notar el cansancio…

Día 6 – 21 agosto

¡Nuevo día y pilas cargadas para la noche que se avecina! Primeramente, llegamos a las 20.30h al Main Stage para ver la actuación de Green Valley. Saben transmitir y conectar con el público, por lo que esperábamos un conciertazo de los suyos, ¡y no decepcionaron! “Si no te tengo” fue uno de los temas más esperados. Ander dedicó unas bonitas palabras y pidió que todos encendieran el mechero o el flash del móvil. Empezó a cantar, y el público le acompaño. Fue un momento muy bonito. Además, también cantamos y disfrutamos de otras canciones como “Sueños”, “Bailando Al Son Del Mar” y “Las Estrellas Del Cielo”.

Después venia un seguido de artistas italianos: primero vimos el show Italian Reggae All Stars, con Africa Unite, Giuliano Palma, Nina Zilli, Brusco, Raiz, Train to Roots y Michela Grena; donde hicieron un repaso a temas tanto propios como clásicos; seguido de Mellow Mood. Los gemelos estuvieron muy enérgicos y coordinados durante todo el concierto y cantaron muchos de sus tunes más conocidos: “Dance Inna Babylon”, “Sound of a War”, “Inna Jamaica”.

 

Más tarde, volvíamos a la Dub Academy de nuevo para presenciar el “Alboroise meets King Jammy’s”, pero nos encontramos con que Alboroise salió únicamente los primeros 30 minutos y King Jammy el resto, unos 1 hora y 15 minutos. Aunque pudimos disfrutar junto al gran King Jammy’s, que se veía que estaba disfrutando mucho, nos hubiese gustado poder ver mas interacción entre ellos.

Y rápidamente, nos trasladamos al Lion Stage a ver otro conciertazo de Samory I, uno de los actuales tesoros de Jamaica. Junto a junto a The Black Heart Band conectó con el público, vocalmente estuvo a la altura, y supo mantener la energía necesaria durante todo el tiempo: brillante actuación. Cantando canciones como “Rasta Nuh Gansgta”.

Y con la energía que nos quedaba después de un descanso y pasarnos por la Dancehall a bailar al ritmo de la sesión de Herbalize It y Northern Lights, nos fuimos de nuevo al Lion Stage, donde Emma Youth y Paula Bu hicieron también un gran concierto junto a The Same Song Band que también estuvieron espectaculares, como siempre.

Día 7 – 22 agosto

Séptimo y último día de festival. Ya se nota que cada vez hay menos gente y estamos todos un poco más cansados. Aún así, también parece que la depresión post Rototom empieza antes de tiempo, incluso cuando todavía ni ha acabado…

Empezamos con el legendario trío jamaicano, The Mighty Diamonds, que tocaron temas muy míticos de la música reggae y clásicos propios.

Konshens salió con Dub Akom, con tal energía que con cada tune que se marcaban, la gente no paraba de bailar. Puro concierto de dancehall, que personalmente considero que podría haber durado un poco más. Aún así, no decepciono en cada tema que sonaba.

Seguidamente en Main Stage teníamos quizá otra de las actuaciones más esperadas de toda la semana: Tarrus Riley ft Dean Fraser & Black Soil Band. Fue un conciertazo y es que estuvo sublime en cada big tune que sonaba: “Superman”, “Good Girl Gone Bad”. Hasta que salió Konshens para juntarse con Tarrus y cantar “Simple Blessings”, y acabar cerrando de nuevo juntos con “Good Girl Gone Bad”.

Y nos movemos al Lion Stage ya que llega el turno de Vanupié, un artista francés que empezó a triunfar sobre todo a partir de una canción, con un videoclip grabado en el metro, titulada “Rockadown”. Y aunque se hizo de rogar porque no sonó hasta casi el final del show, pudimos disfrutar de escucharla en directo. En general, el concierto estuvo perfecto, un directo que no decepciona, pero de energía quizá hubiera sido necesaria un poco más. También cabe decir que las canciones de Vanupié tienen un estilo más tranquilo.

Cambio radical: nos dirigimos a Orishas y nos encontramos un Main Stage abarrotado de gente hasta arriba. Había tanta gente que era casi imposible avanzar hacia las filas más próximas. Parecía que el festival acababa de volver a empezar. Y es que Orishas no deja indiferente a nadie con su estilo musical tan propio y característico, una mezcla de rap y son cubano. Temas como “Mística” que son tan antiguos no dejan de sonar en sus conciertos.

Y como no podíamos ir a dormir tan pronto la última noche del Rototom, nos dirigimos a ver Train To Roots que ofrece un concierto de estilo también variado y dimos varias vueltas por las diferentes áreas con tal de bailar hasta que las piernas dijeran basta.

 


Quizá este año la oferta musical no ha sido lo que mucha gente esperaba, aún así valoramos que hayamos podido disfrutar todos los días de artistas de alto nivel. Hay que reconocer también la labor e iniciativa en el proyecto de la ONG Open Arms, en la que si devolvías un vaso de plástico del Rototom, se donaba 1€ a proyectos llevados a cabo por la misma. Muy buena propuesta que sería interesante poder encontrar los próximos años.

Por último, sería interesante poder iniciar un debate sobre si es pertinente o no llevar artistas que se salgan de lo que se consideraría los límites del género y subgéneros del reggae en un festival como el Rototom. No por eso hay que quitar merito a esos artistas puesto que su trabajo se debe reconocer y tampoco dejan de llenar escenarios como hemos podido comprobar con artistas como Bad Gyal o Orishas.

En definitiva, ¡GRACIAS ROTOTOM SUNSPLASH! por otro año más y hasta el próximo.

Big Up!