Es bien sabido que el reggae ha sido uno de los géneros musicales que mejor se ha expandido por todos los continentes del mundo. En Europa y, más concretamente, en Francia, es donde este estilo musical se desarrolló con mayor premura y mayor diversidad allá por la década de los años 70.

A pesar de ser un género que se escuchaba en circuitos cerrados, llegó al público de masas a una velocidad inusitada. Todo, gracias a la archiconocida versión de La Marsellesa (1979) creada por el músico, cantante, compositor, autor, actor y director de cine Serge Gainsbourg.

Asimismo, algunos exponentes de la chanson française como Alain Souchon y Maxime Le Forestier se dejaron encandilar por el ritmo caribeño e interpretaron temas en clave de reggae.

La impronta del género en Francia fue tal que actualmente representa uno de los mercados más trascendentales e importantes no sólo en Europa sino en el mundo. Después de Jamaica, el país francófono es hoy el más grande consumidor, productor y distribuidor de música reggae. Su mercado ha superado con creces al de países como Reino Unido y/o EEUU.

Uno de los factores sociales que contribuyó a dicha expansión fue la inmigración proveniente, en su mayoría, de África, también de las Antillas Menores y que tuvo lugar en las décadas sucesivas hasta el día de hoy.downloadEl descontento predominante entre los jóvenes inmigrantes por las dificultades que éstos tenían y tienen en el país de destino, ha contribuido a que el reggae sea un medio de expresión y de activismo que cabalga sobre un mensaje positivo y destila esperanza.

A mediados de la década de 1970, el género musical sólo se comercializaba en tiendas especializadas de importación. Uno de los pioneros fue José Jourdain, quien decidió abrir en París Blue Heaven, hasta entonces la única tienda de discos. El mismo Jourdain creó su propio sello “Jah Live” y organizó conciertos de artistas jamaicanos en la capital francesa.photo_1En 1982, Fanny Feeny y Marie Wood abrieron la tienda de discos Blue Moon. Estos entusiastas del ritmo jamaicano lanzaron el sello “Blue Moon Records”.L-18367-1239861379.jpegA fines de 1978, el reggae asumió gran envergadura, especialmente a través de conciertos de artistas como: Steel Pulse, Burning Spear, The Gladiators, Culture, Peter Tosh, Jimmy Cliff, LKJ, etc. Sin embargo, no es hasta 1980 cuando el género alcanza su cenit con la gira de Bob Marley “Uprising”.Paris-07380Desde 1979, fueron muchos los franceses que viajaron a Jamaica para grabar temas y dar a conocer la cultura del reggae. Entre ellos destacaron el cantante Serge Gainsbourg, anteriormente mencionado, los pintores Frédéric Voisin, Antoine “Fluoman” Tricon y el famoso fotógrafo Antoine Giacomoni.maxresdefaultEn la década de 1980, el género musical en Francia entró en un declive gradual. Las muertes prematuras de Jacob Miller, Bob Marley, Hugh Mandel, Prince Far I, Michael Smith o Peter Tosh, contribuyeron sobremanera a la decadencia del mismo. Aún así, estos sucesos no impidieron que se empezara a escuchar el raggamuffin en los soundsystems del momento.

En 1983, el estilo musical resurgió con más fuerza que nunca con artistas como: Saï Saï, Daddy Yod, Daddy Nuttea, Pablo Master, Princess Erika, Puppa Leslie, Pierpoljak, Tonton David, Super John, Mushapata, etc. De igual modo, también tuvieron éxito grupos como: Savane, Azikmen, Ragga Dub Force, Fitt Band Experience, Niominka Bi, etc.

A mediados de los 80, tanto el reggae como la diáspora africana del momento se verán representados por el reconocido artista marfileño Alpha Blondy. Más tarde, a finales de los años 90, lo hará su compatriota Tiken Jah Fakoly.

A partir de la segunda mitad de la década de 1990, el reggae mantendrá su auge con la aparición de grupos como Sinsemilia y Raggasonic. Además, durante este período, se empezó a popularizar el mestizaje del ritmo caribeño con otros estilos musicales. Prueba de ello fueron grupos como Tryo, Sergent Garcia, Babylon Circus, Rude Boy System, Rasta Bigoud, etc. Éstos, aunque a menudo estuvieran en las antípodas de los fundamentos del género, también contribuyeron a su proliferación.

A principios de la década de 2000, el reggae francés se volvió algo más arraigado aunque quizás menos accesible para el público en general.

En la actualidad, artistas como Danakil, Yaniss Odua, Tiwony, Dub Inc., Naâman, Broussaï, Mo’Kalamity y The Wizards, entre otros, representan al género en festivales, radios y giras por toda Europa.

Cabe destacar que, sin lugar a dudas, Francia se ha erigido como el país del reggae europeo por antonomasia. Por ejemplo, en cuanto a festivales se refiere, es el país que más tiene: Reggae Sun Ska Festival, Dub Camp Festival, Nomade Reggae Festival y Garance Reggae Festival. Además, también es conocido el show radiofónico Party Time, así como otras emisoras de radio como La Grosse Radio.

Otro dato importante es que, en veinte años, el número de soundsystems franceses se ha multiplicado por diez aproximadamente.

Así pues, hemos podido comprobar que, a lo largo de la historia, el desarrollo del reggae en el país vecino no fue tarea fácil. El género musical casi siempre estuvo aliado al desafío, al compromiso y a los valores humanistas. No obstante, todavía falta mucho por aprender, mucho por hacer y mucho camino por recorrer.