La noche del miércoles 30 de octubre, los seguidores del dancehall pudimos disfrutar del concierto de uno de los cantantes jamaicanos más representativos de esta cultura musical en la fiesta New Level. Chi ching ching encontró su pasión en  la música dancehall, abriéndose puertas no sólo como cantante sino como entertainer, es decir, como animador; el que monta el show. Y es que no se trata solo cantar sino de crear un espectáculo, y de eso se trata el dancehall; una cultura que nace en la música y el baile de las fiestas. Además, Chi ching ching es reconocido por sus street dances , ya que una gran parte de sus canciones hacen referencia a moves que se ponen de moda en las calles. 

La noche empezó con una masterclass muy breve  ya que sólo enseñó tres moves: Rock di World, Bread Fruit y No weakness. Y terminó dejando claro que si queríamos más esperaramos al concierto. La música siguió y la sala se vació; momento para tomar algo y prepararse para el concierto. Chi ching ching se demoró unas horas, pero la fiesta y la espera siguieron adelante con las actuaciones de Sula y de Comando Katana

IMG_0805

El jamaicano por fin salió con todo el público expectante. Pudimos comprobar su faceta de entertainer ya que buscaba entre el público a personas que no tuvieran mucho que ver con la escena del dancehall para divertirse. Sin embargo, no como burla ya que abrazó a una mujer que hizo salir a hacer daggarin; sabiendo que ella no bailaba. Más bien era parte del show para que no solo salieran los dancers. También hizo salir a Attitude Skool para bailar ”Get there’’, uno de sus temas acompañados de un move. Por otro lado, también llegó el momento daggarin de la noche: Chi ching ching llamó a Flora (Wakanda queen) para salir al escenario. Rude Teo hizo ver que iba a hacer daggarin pero cuando Flora intentó tirarlo al suelo se desmarcó el baile. Entonces, apareció Rafa de One love Inna di Place e hizo un daggarin con Flora y también con Aida Prima Cali. El jamaicano también sacó a bailar a chicas por individual y salieron Esmeralda Sweet Wine, Aida Prima Cali y Flora. 

IMG_0864

IMG_0847IMG_0881

El show fue máximo entretenimiento y alegría pero también hubo un momento de la noche incómodo y ciertamente polémico. Cuando el jamaicano estaba llamando a las bailarinas a subir al escenario, subió un chico con tacones y bailando al estilo queen. Eso dejó al público atónito y Chi ching ching se apartó del escenario. El chico siguió sin importarle la reacción, y además, lo miraba con cara provocativa; quería crear una situación y romper con la norma porque también se consideraba una queen. Sin embargo, debemos recordar que la cultura jamaicana tiene una gran tendencia a la homofobia y que no conciben a un hombre bailando un estilo encasillado en el género femenino. Parte del público le dio apoyo pero el resto hizo silencio. Este choque cultural creó una fuerte controversia; ya que por un lado hay quiénes defienden que el respeto ante la cultura del cantante es muy importante — aunque esté en contra de nuestros valores—mientras que otros opinan que un concierto en una sala de Barcelona debe ser inclusivo bajo cualquier circunstancia. Finalmente hicieron bajar al chico aunque se resistió y el concierto siguió con normalidad.

Un concierto muy dinámico en el que era imposible aburrirse, además casi todas las canciones que cantó hacian referencia a moves. Y el público asistente demostraron que conocían la mayoría de las canciones: bailaban y cantaban emocionados todos juntos. La esencia del dancehall se percibió y unió a toda la escena barcelonesa con temas como Way up, stay up’’, ‘’Rock di  World’’, ‘’Callaloo’’, ‘’No Weakness’’, ”Rope” ‘’Watchi Waya’’ y ‘’Bread Fruit’’, momento en el que hizo salir a una chica entre el público que sentía y hacia el paso con mucho groove. Mientras Chi Ching Ching cantaba ‘’Love mi life’’ hubo un problema de sonido pero el público siguió cantando la canción y eso animó al jamaicano a seguir a pesar de los fallos técnicos. Cuando hay sentimiento, nosotres mismes podemos crear la música. El concierto terminó con una despedida de Chi ching ching haciendo un sonido propio (sin música) que impresionó al público y marcó el final de la actuación. Después de la corta masterclass, el concierto fue muy completo y emocionante, no siempre tenemos la oportunidad de sentirnos como en Jamaica y disfrutar de esa vibe única que tienen los artistas jamaicanos. 

Para terminar, Rude Teo y Dj Mancino tomaron el mando y siguió la fiesta New Level hasta las cinco de la mañana. Dancehall y Reggae tunes predominaron durante la noche pero terminó con algo de reggaeton.

IMG_0793

IMG_0836

IMG_0893

IMG_0895
IMG_0914

IMG_0907