Cuando no es la primera vez que te acercas al recinto del Rototom Sunsplash, ya empiezas a sentir esa calma que impregna el ambiente desde antes de cruzar las puertas. Si es la primera vez que llegas al mundo Rototom, sientes un cosquilleo en cuanto comienzas a ver que ya te alejas de la común realidad para acercarte a 8 días de música, cultura y personas, bellas personas.

En todas partes (ciudades, conciertos, festivales…) hay todo tipo de personas, pueden pasar sucesos desagradables y puedes tropezarte donde no tocaba. En el Rototom también. Pero menos, mucho menos que en el día a día de cualquier ciudad, rutina o calle. Y lo normal son las sonrisas, los besos y la solidaridad. Ahí reside la diferencia. Desde el equipo de Barcelona Reggae Town pudimos disfrutar de 8 días celebrando África, y nos gustaría compartir nuestras impresiones y experiencias.rototom 2017 día day

MAIN STAGE

El Main Stage es el escenario principal, dónde se pueden ver a los artistas más reconocidos, dando un repaso a las diferentes épocas de la música Reggae. La buena vibra que se comparte entre los asistentes también se hace notar a la hora de ver un concierto, donde nunca estabas apretado entre la gente, siempre se respetaba un mínimo de espacio vital por muchas personas que fuesen al concierto. La organización del line-up en el Main Stage este año apostó poniendo grandes artistas abriendo cada día el escenario (además de cerrándolo), lo cual era una opción un poco forzada para algunos, pero aún así consiguieron que mucha gente acudiese a ver potentes grupos a una hora demasiado pronto (20:30-21h). Grandes grupos y artistas, como Steel Pulse y Christopher Martin cumplieron las expectativas al subirse al escenario, pero nos gustaría centrarnos en algunos de ellos.

El primer día del festival, Twinkle Brothers fueron los encargados de abrir el telón del Main Stage, se mantuvieron fieles a su estilo e hicieron reverberar el escenario con efectos dub, con mensajes conscientes para introducir los temas, que luego eran coreados por todo el público. El primer día también fue el turno de La Pegatina, una de esas apuestas (al igual que Amparanoia) un poco más alejada de la linea del festival, con las que siempre nos sorprenden cada año; que no dejó ni un hueco de arena sin saltar y bailar con sus temas más animadoste, un poco alejada, además de discursos que recordaban cómo compartir las músicas nos hace más fuertes.

La segunda noche tenemos a Mango Wood como backing band de dos grandes grupos: The Heptones y The Silverstones, los primeros hicieron un calmado repaso a sus grandes rototom 2017 main stage shaggyhimnos, mientras que los segundos derrocharon más energía sobre el escenario, al beat del Ska, Rocksteady e inlcuso un poco de Soul. El cierre del Main Stage estuvo a cargo de Shaggy, que hizo un concierto muy variado, con temas de diferentes artistas y algunas (demasiadas) voces pregrabadas, comenzó el show soltando su gran hit (Boombastic) y a continuación hizo un concierto muy lover y relajado que contrastaba con la imagen de icono Dancehall que se podía esperar de él.

La actuación de Toots & The Maytals fue un derroche de energía, a cada segundo parecía más increíble que Toots Hibbert aún tuviese energía y voz suficiente para seguir encima del escenario como si los años no hubiesen pasado por él. Como siempre, no defraudaron en absoluto, repasando todos sus grandes tunes frente a un público que los coreaba de principio a fin. En el concierto de Ky-Many Marley y Gentleman, a pesar de que tocaron sus cuatro temas en colaboración, lo demás fueron actuaciones por separado, parecían dos conciertos por separado. Ky-Many Marley empezó fuerte con el gran hit Rasta Love que tiene junto a Protoje, sin dejar de cantar las partes de este y sin perder su propio estilo. Como es común en los conciertos de Ky-Many, homenajeó a su padre cantando algunos de sus clásicos, echándose de menos temas propios del artista. Gentleman puso la energía para encender los ánimos durante el concierto, sin dejar de agitar su brazo, hasta el punto que la desbordante energía del alemán llegó a eclipsar la presencia en el escenario del jamaicano.

rototom 2017 main stage beenie manLa noche del miércoles fue el turno de Beenie Man & Zagga Zow Band de abrir el Main Stage. Con su look perfecto de dancehall man, chaqueta y zapatos plateados brillantes, cadena y cinturón de oro, Beenie nos hizo bailar a ritmo de beats Old y New Skool, Soca y otros ritmos caribeños. Demostró tener una gran potencia de voz aunque se le vio poco activo en el escenario y dejando estrofas incompletas. También participaron las bailarinas Irie Queen de Madrid y Kimiko Versatile de Jamaica, haciendo una performance con pasos coordinados de female y dancehall queen style interactuando con el artista e intercalando momentos daggaring para completar el show. Le siguieron los kingstonianos Raging Fyah, como siempre con un directo muy trabajado y versiones de diferentes canciones que hicieron suyas; entre las que destacamos No Woman No Cry, ya que pese a que cumplieron esa regla no escrita en la que todos los artistas deben tocar o seleccionar un tema de Bob Marley, fueron capaces de ponerle su firma a la canción sin perder la esencia de esta.

La noche del jueves la abrió la legendaria banda inglesa Black Roots, con armonías vocales y un Reggae Roots profundo, meditativo y revindicativo; les siguió la joven Hempress Sativa, con un live con mucha fuerza donde la backing band, compuesta por sólo tres músicos de Mellow Mood, supo estar a la altura de la gran voz de Hempress. Un concierto corto pero impactante donde el New Roots y el Dub fluyeron con las líricas conscientes y frescas de Sativa, un poco estática sobre el escenario. Por último fue el turno de la esperada actuación de The Wailers, en la cual el relativamente nuevo cantante Josh David Barret hizo una interpretación muy emocionante de los grandes éxitos de Bob Marley. Aston “Family Man” Barrett, miembro más antiguo de la banda, tocó hasta la mitad del concierto y luego dejó el escenario debido a su condición de salud.

La penúltima noche, después de African Head Charge, fue el turno de Iseo & Dodosound de mostrar su potencia encima del Main Stage, acompañados a los vientos por The Mouse Hunters. El año pasado eran la novedad del recinto en el área Dub, recién salido su primer trabajo con gran impacto en la escena nacional; y ahora ya han lanzado su siguiente trabajo y a ellos mismos en una empinada y ascendente trayectoria, que les ha llevado a llenar el Main Stage con un público que coreaba todos los estribillos.

A continuación se subió un tranquilo Chronixx al escenario, con sus canciones más relajadas al inicio (Skanking, Who Knows) dejando sus anthems más animados hacia el final. Acompañado por su banda Zinc Fence, hizo homenaje Buju Banton cantando Driver y durante su hit Here Comes Trouble incluyó parte de Modern Day Judas, de Jessie Royal, editado también sobre el Rootsman Riddim. Bailando calmado, indumentaria simple… todo él parecía gritar “dweet fi di luv nuh dweet fi di likes”. Este tema, Likes, uno de sus hits más recientes de su nuevo álbum Chronology, sonó al final del concierto y el percusionista nos sorprendió saliendo a bailar con el cantante. Se dejaron llevar haciendo diferentes pasos old skool y Fing Yuh Shoulda, de Ravers Clavers.

Por último Alpha Blondy, uno de los conciertos más esperados del Rototom, acompañado por su consolidada banda The Solar System, empezó el show con un largo instrumental alimentado por las voces de las coristas para calentar el público. Alpha Blondy cantó sus temas más conocidos dedicando también muchas canciones con crítica social y mensajes de unidad a lo acontecido el día anterior en Barcelona. Dejó el concierto unos minutos antes disculpándose con el público y afirmando no encontrarse muy bien. A pesar de la aclamación vehemente del público, Alpha Bondy no volvió al escenario.

rototom 2017 big youth u roy nadine sutherland main stageLa última noche, el Main Stage fue abierto por uno de los mejores y más largos shows del Rototom. Auténticas leyendas del Reggae y creadores del estilo singjay y toaster, que demostraron estar en muy buena forma a sus 70 años, acompañados por Mad Professor a los controles sonoros y la banda The Robotiks del sello discográfico Ariwa. Nadine Sutherland abrió la noche con su energía positiva calentando los motores para lo que vendría después, el esperado U-Roy que cantó sus himnos de todos los tiempos infaltables en toda fiesta Reggae y Big Youth terminó de coronar la noche seduciendo al público con su excéntrica personalidad y gran talento escénico. Para finalizar, los dos artistas masculinos cantaron juntos el último tema.

rototom 2017 main stage lucianoY por último, fue el turno de Luciano de cerrar el Main Stage en esta edición del festival. Gran actuación de este atlético cantante que sorprendió como siempre con su energía, sus saltos mortales y vivaces bailes enfundando en su vestimenta militar. Pasó por el New Roots, con sonidos de Jazz y Funk. “The Messenger” supo entretener en todo momento al público y no faltó en difundir mensajes de paz y esperanza para el futuro.

LION STAGE

El Lion Stage, destinado a bandas y shows, tiene un extensísimo cartel, con música sonando desde las 21h hasta las 7h, aproximadamente. Este año además contaba con grandes artistas, como Lyricson, Turbulence, Lutan Fyah o Likle Mystic entre otros, que llegaron a colapsar el Lion Stage pese a ya ser altas horas de la madrugada, demostrando que perfectamente podrían haber actuado en el Main Stage. Al ser el último escenario abierto, allí nos concentrábamos cada noche los aún supervivientes para disfrutar del último concierto.

Mungo’s Hi Fi nos ofreció un show muy enérgico y dinámico, donde han combinado riddims clásicos versionados de Reggae Roots pasando por el dub, raggamuffin y un poco de dubstep, en un formato compuesto por DJ’s, cantantes e instrumentos de viento. La potente voz de YT con estilo Rub-a-dub y Early Dancehall se complementaba con las melodías más dulces y rapidez de palabras de Charlie P y el Soul y Rap de Eva Lazarus. También cabe destacar las apariciones esporádicas de Solo Banton con sus éxitos animando al público a saltar enloquecido.

Lutan Fyah demostró ser un gran cantante con su estilo de voz muy particular, aunque el Lion Stage se le quedase un poco pequeño y el sonido no estuviese a la altura. Pasó del New Roots al Dancehall animando al público que asistió al concierto que empezó a la tardía hora de las 4 de la madrugada. FOTO!!!
(conciertos:, turbulence?)

rototom 2017 lion stage million stylezEl penúltimo día de festival, The Island Defenders se subieron al escenario dispuestos a dar la talla como backing band de Million Stylez y también Sr. Wilson; ¡y lo consiguieron! El sueco nos ofreció un concierto para no parar de bailar, metiéndose a fondo en el estilo Dancehall con su marcado estilo con el gorro calado hasta los ojos y pantalones de camuflaje. Nuestro hermano Wilson de Barcelona nos ofreció toda la voz que le quedaba, ya que llevaba un par de días por el festival cantando aquí o allá (cosas del mundo Rototom…). Nos mostró su parte más romántica y reflexiva, transmitiendo mensaje consciente de unidad, y nos deleitó con un poco de Rub-a-dub, para finalizar el concierto con su hit Chatty Chatty.

La última noche de festival, la familia de Barcelona estuvo sobre el Lion Stage, siendo The Same Song Band la banda que dio soporte musical a Alex Bass y Adala. Alex Bass estaba como pez en el agua sobre el escenario, compartiendo los que ya son grandes hits con el público, a la vez que difundía su nuevo trabajo “Basically”. Adala por otra parte, salió al escenario aparentemente inseguro, pero sin embargo ya con su segundo tema Drames, motivó tanto al público como a él, transmitiendo durante el concierto un mensaje consciente y muy claro, apuntando a los verdaderos culpables y no dejándose llevar por el odio. Parece que Guillem ha escogido acertadamente su nombre artístico, ya que como bien explicó, Adala, significa en lenguas arábicas justicia y equilibrio.

Hay una pega que no podemos dejar de mencionar. Era frecuente que los conciertos no acabasen de sonar del todo bien en el Main Stage; y a veces también en el Lion Stage. El equipo parecía indomable desde la mesa digital, con descontroles en casi todos los bolos. Aunque no se perdía la esencia del concierto, no permitía disfrutar de la música al completo.

DUB ACADEMY

La Dub Academy cambió mucho su aspecto desde la edición anterior, cuando las torres de altavoces estaban en círculo dirigidas hacia el centro. Este año formaron una alta pared en forma de U insonorizante con contenedores que delimitaba el espacio y guardaba el sonido. Pero además creaba un potente ambiente underground con únicamente un foco sobre cada una de las tres torres de Blackboard Jungle Sound, colocadas formando casi un semicírculo dando la espalda a la pared de contenedores. Entre la mesa de control y dichas paredes de altavoces y contenedores había una masa de gente vibrando al unísono del bajo, allí dentro te podías sentir conectado a toda la gente que te rodeaba. Entre la mesa de sonido y la barra estaba la zona más tranquila, donde podías respirar un poco más disfrutando del sonido igualmente.

El nivel musical estuvo muy alto todas las noches en la Dub Academy, nos gustaría destacar los shows del maestro Roberto Sanchez con magníficas colaboraciones, Kibir La Almak con producciones suyas y un gran mensaje consciente, al igual que el fantástico show de Ondubground la segunda jornada. La última noche del festival se dedicó completamente a un meeting entre O.B.F. Sound System y Greenlight Soundsystem, acompañados por Charlie P & Shanti D los primeros y Morodo, Sr. Wilson & Macky Banton los barceloneses. Para la ocasión, se habían cambiado las torres de sonido y, en donde había cada una de Blackboard Jungle, ahora se podían ver dos, una de cada uno de los sound systems del meeting.

rototom 2017 dub academy sound system

DANCEHALL STAGE

Sobre el Dancehall Stage sobrevuela el mismo debate de siempre. Si hay mucho Reggae Roots, que si hay poco Dancehall… El término Dancehall en sí se encuentra siempre envuelto en una controversial polémica (echarle un ojo al artículo de los compañeros de DotheReggae), pero cuando ya pasan de las tres de la madrugada se esperan un mínimo de dancing tunes. Aun así sería mentira afirmar que en el Dancehall Stage no se bailó. El público siempre estaba animado y coreaba los big tunes que no fuesen tan bailables. Además, había un hot spot en el dancehall (allí por adelante a la izquierda) donde se concentraban los bailarines (profesores, colaboradores y asistentes al festival) y se elevaban las vibes, además del nivel claro está, con los dancehall steps más recientes hasta los más old skool.

rototom 2017 dancehall stage masterclass damion bg dancerTodas las noches a las 22h el Dancehall encendía su música para empezar con una Masterclass con los profesores invitados. La primera noche fue el turno de Bundem Squad representando la ciudad condal, que estuvieron compartiendo diferentes pasos de las crews jamaicanas como Dizzy Gun o Hard Ball. La segunda noche Irie Queen, desde Madrid, hizo una clase de Stylish Queen, mezclando los Stylish Moves de Latonya Style (Jamaica) con el estilo de Dancehall Queen. El martes 15 fue el turno de Sir Ledgen (USA) que acabó la clase en un corro dentro del público. Al día siguiente le tocó a Kimiko Versatile, jamaicana, que nos compartió sus encantadoras vibes haciendo pequeñas rutinas de diferentes niveles, siempre cargadas con su fuerte energía. La última noche nos soprendieron con una clase de parejas, en la que Damion de BG Dancers (Jamaica) y Kimiko enseñaron un par de pequeñas coreografías de parejas, o Couple Up, que hicieron que al público se le soltase la risa floja.

rototom 2017 dancehall stage aidoniaLos dos conciertos a destacar en el Dancehall Stage de este año son Aidonia y Bugle. El primero estuvo a la altura de lo que se espera en un show de un artista Dancehall: baile, luces, más baile y puro show. Poco a poco Aidonia se vino arriba durante el concierto y los bailarines iban saliendo a bailar con él, disfrutando de todos sus temas más actuales. El momento álgido de la actuación fue sin duda el daggarin de Irie Queen y el cantante colgados de una de las torres de luces. Por otra parte, el concierto de Bugle no fue tan energético ni motivante, bastante tranquilito y con carencias de la voz del cantante, que casi no se escuchaba sobre el riddim.

La familia de King Horror (BCN) fueron los primeros invitados en ponerse al control del Dancehall Stage el primer día de festival. Empezaron calentando la pista con grandes anthems del Reggae para luego, con unos cuantos temas de Beenie Man, pasarse al Dancehall con el que mantuvieron la pista en llamas. Alex Bass, que además de formar parte de King Horror como ya sabéis tiene su proyecto como cantante, cantó algún tema y también se subió Tomawok (Francia) a coger el micro. Por otra parte, nuestra otra familia de Barcelona, Luv Messenger, tomaron los controles el último día. También empezaron más calmaditos con temas de New Roots, para luego pasar por el Early Dancehall, darle un repaso a Vybz Kartel y a temas más recientes de Dancehall. Venían cargados de sorpresas al micro, primero con Jahkirevi a.k.a. el italiano de Barcelona con su nuevo ganja tune; y después con High Paw desde Galiza cantando sobre el riddim Hot this year.

Y MÁS…

Además de los escenarios más grandes, se podían encontrar otras áreas musicales, como las tres carpas que encontrabas bajando del Lion al Dancehall Stage. La que encontrabamos en la parte más superior era la Roots Yard, que ya había formado parte del festival años anteriores, al igual que el Jumping, que se encontraba continua a ella, donde podías encontrar diferentes ritmos de corte africano y jamaicano. La más cercana al Dancehall Stage era la Caribean Uptempo, dedicada a la música ska (mento, rocksteady…). Aunque en el interior de las carpas hacía bastante calor, siempre estaban llenas dejando a mucha gente bailando desde fuera de la carpa. En los dos huecos entre las carpas se encontraban algunos bares, del propio festival y también la barra de la familia del NowaReggae Festival. Se echaron de menos este año la presencia de otros clubs u organizaciones que solían contar con una carpa donde situar una barra y acoger diferentes actuaciones o selectores, como La Juanita (Valencia).

rototom 2017 african village baobab juice barEste año el lema del Rototom Sunsplash era #celebratingafrica, así que no podemos olvidar hablar de nuestra querida African Village, donde quizá no están los nombres más grandes del cartel, o quizá no es el escenario con más luces, pero es el área más feliz de todo el Rototom; ya que en cuanto comenzaban a sonar los tambores se llenaba de cuerpos bailongos y alegres que disfrutaban de las brillantes actuaciones de música africana sin importar que los grupos les fueran desconocidos para la mayoría de los asistentes; un buen ejemplo de ello es el grupo Afrikemet que hizo bailar al público hasta el final. Tampoco queremos olvidarnos de los ricos batidos y las simpáticas de chicas del Baobab Juice Bar, regalando sonrisas hasta el último día.

Volvía a ser sábado de madrugada y nos sentíamos tan fuertes que parecía que podíamos quedarnos un mes más. Pero ya era el último día, sábado 19 de agosto de 2017. Las 5:30 am nos encontraron en el Dancehall Stage con Taranchyla seleccionando un poco de reggae. Las tres carpitas de las que hablábamos cerraban un poco más tarde, así que nos dirigimos hacia allí con la marea de gente, ya que también es la dirección hacia la salida. No podemos evitar pararnos a marcar el contratempo del Caribean Uptempo antes de continuar hasta el Jumping, donde esperamos hasta que se acabe la música africana y Dancehall. Cuando la música para, el Staff ya viene empujando a los últimos rezagados. Ya solo queda abierto el Lion Stage, junto a la salida del recinto. La última actuación en el recinto, los últimos altavoces que siguen sonando, nos traen las voces de la Sugar Cane ExperienceDavid Lion aka Lion D, Raphael, Jah Sun y Piero Dread se fueron turnando (y combinando) sobre el escenario para hacernos bailar la última hora de Rototom Sunsplash 2017. Con un final brusco por parte de los presentadores, se despidió el festival de sus asistentes hasta el próximo año, acompañado de la ya claridad de un domingo que marcaba el final de 8 días de desconexión del mundo real, 8 días inmersos en cultura, 8 días celebrando África, pero sobre todo, 8 días compartiendo felices momentos con nuestra gente.