Este fin de semana, 14 y 15 de julio de 2017, tuvo lugar la 12ª edición del Nowa Reggae, un festival ubicado en Vilanova i la Geltrú. Gracias a la colaboración de la organización, nuestro equipo de Barcelona Reggae Town pudo asistir y os contamos cómo vivimos la noche del sábado.

15 de julio de 2017, noche de música rodeada de naturaleza en Vilanova i la Geltrú

Tranquilidad, calma, buen rollo, alegría. Esto es lo que sentías en el Nowa Reggae. En las diferentes áreas de descanso habilitadas, la gente charlaba, compartía mesas, momentos, anécdotas… La barra, desde donde también nos llegaban las buenas vibras del staff, estaba situada entre las tres áreas de música. En las mesitas con sillas junto a los puestitos de comida, se disfrutaba de la rica comida que tuvo muy buena acogida en el festival. Más mesitas con cómodos sillones de paja junto a la barra para disfrutar de la música mientras se reponen energías para continuar. Y por supuesto casi cualquier espacio libre, para tirarse en la hierba del suelo o apoyarse contra un árbol. Y lo mejor, a ratos podías sentir la brisa que venía del mar, ya que la playa estaba allí al lado, donde terminaba el recinto del festival.

Caminando por el túnel de arbustos y enredaderas que te llevaba hasta la entrada del festival ya empezabas a sentir que te adentrabas en otro mundo. Ya empezabas a saborear el Nowa. Además, te recibían con un vaso y papel exclusivo del Nowa Reggae como regalo de bienvenida. Una vez dentro, te encontrabas con el mercadillo y los puestos de comida. Un poco más hacia adentro del recinto encontrabas el Escenari Principal y el Monkey Dub Corner, cada uno en su lateral del festival. Mientras que en el medio, sobre una pequeña colina estaba el Escenario Molí, donde durante los descansos del Escenari Principal Miguel Caamaño (Alma de León, Radio 3) conseguía que la música no dejase de sonar.

Después del vibrante concierto de la banda de música jamaicana y Jazz Drop Collective, que abrieron el Escenari Principal la noche del sábado, le tocó el turno a uno de los platos fuertes del cartel, los veteranos The Melodians. El concierto empezó incluso antes de hora, 15 minutos, porque los jamaicanos venían con ganas de alargar el concierto, y también acabó un poco fuera de hora. Aun así, el concierto pasó volando, sin parar de bailar ni encima ni abajo del escenario. El público cantaba todos los clásicos temas dejándose llevar por el ritmo Rocksteady marcado por The Kinky Coo Coo’s que, como siempre, estuvieron a la altura de las circunstancias haciendo de backing band para leyendas jamaicanas. El concierto se disfrutó hasta el último tema: un trepidante ‘Rivers of Babylon’.

Ky-Mani Marley entró bailando al escenario, y ya no paró hasta que salió de él. Se llenaba de energía con la música y la transmitía al público bailando y cantando. Además, mantuvo las energías en el aire con todo el público coreando durante el show con muchas de las canciones de su padre, que han llegado a ser himnos del reggae.

Si los anteriores artistas se habían ganado al público, Kabaka Pyramid lo hizo suyo. Desde que empezó el concierto con ‘Foundation’ que trajo al público arriba, todos los temas que le siguieron tuvieron al público animado con los brazos en el aire y una sonrisa en la cara hasta el final del concierto.

Para finalizar la noche en el Escenari Principal, Sentinel Sound subieron al escenario, aunque no tuvieron la suerte a su favor. Debido a los cambios de banda entre concierto y concierto y las correspondientes pruebas de sonido (largas en exceso para el público, pero necesarias para sonar bien), poco a poco cada concierto empezaba cada vez más tarde de lo que le tocaba. Cuando le tocó el turno a Sentinel Sound, ya era media hora más tarde de lo programado y tenía un público expectante listo para bailar lo que quedaba de noche. Pese a tener problemas de sonido nada más empezar, siguieron insistiendo para recuperarlo hasta que lo consiguieron. Una vez en marcha de verdad, hicieron honor a la reputación que ya les avala a lo largo de toda Europa en eventos y festivales y mantuvieron al público bailando sin poder parar hasta el final. Fue una sesión intensa llena de los clásicos hits Dancehall hasta los más recientes, en la cual intentaron comprimir toda su energía en un show mucho más corto de lo que esperaban. Big up Sentinel Sound por darlo todo hasta conseguir hacer su show!

En el Monkey Dub Corner se pudo disfrutar toda la noche sintiendo los bajos del sound system de Greenlight. Empezaron Raggattack abriendo la jornada a las 20h y les siguieron Greenlight Sound System, jugando cómodos en casa. A continuación, Antxon Sagardui (CruboBilbao Sound Label) nos mantuvo enganchados a la música mientras Novato (Dirty Dancehall Crew) ponía toda su energía al micro, elevando las energías y las manos del público. Por último, Iration Steppas tampoco defraudó con su show, como siempre cargado de Steppa y además acompañados por la voz y potencia de Murray Man.

Si no habéis podido disfrutar del Nowa Reggae en esta ocasión, no os perdáis la próxima oportunidad de transportarse a ese lugar donde música y naturaleza se unen. ¡Big up Nowa Reggae crew! ¡Conseguisteis que todas y todos saliéramos de allí con una sonrisa en la cara!