En 2015 se generó una polémica por la actuación del cantante norteamericano en el Rototom. Todo empezó cuando en una entrevista Matisyahu defendió las actuaciones de Israel frente a Palestina. Y en otra entrevista afirmó: ”Por lo que yo sé, nunca ha existido un país llamado Palestina”.

Imma Milán e Irene Esteban son dos españolas acusadas por los tuits en los que se pedía que se anulará la actuación de Matisyahu en el Rototom. Han declarado que no les parecía correcto que en un festival comprometido con la paz actuará este cantante que ha apoyado acciones de Israel contrarias a los derechos humanos.

Matisyahu-at-Rototom

Milán y Esteban consideran que la denuncia busca criminalizar a la campaña internacional Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) a Israel al relacionarla con supuestos delitos de odio contra judíos como el de Matisyahu. El BDS, junto a otras organizaciones sociales a favor de los derechos humanos, fue una de las que se unió en 2015 a la petición para que el cantante no actuara en el festival. Aunque finalmente Matisyahu sí cantó en el Rototom.

Se hicieron miles de tuits pero solo hay 9 denunciados que viven en Catalunya y en la Comunidad Valenciana. Los denunciados han iniciado una campaña de recogida de apoyos. Defienden el derecho a la libertad de expresión y la lucha por los derechos humanos. Más de 750 individuos, colectivos y grupos de música ya se han adherido a la campaña en favor de los querellados.